Categorías
Blog Conceptos Situaciones

Si es una psicópata, no parará nunca.

Comparte en RR.SS.

Ya te lo dije hace tiempo.

El psicópata no descansa.

Simplemente, te puede dar aire durante un tiempo, por diversas razones, pero sigue ahí.

Cuando llevas un tiempo sin tener problemas con tu ex (una vez que has llegado a la conclusión de que es una psicópata de libro), puedes pensar que estabas equivocado.

Quizá exageraste un poco al pensar que era como era.

Puede que creas que , en realidad, veías las cosas de otra manera, debido al nivel de estrés que tenías en ese momento (que también pudiera ser).

A lo mejor, su comportamiento era causa de ese estrés que tú también tenías en el momento más “revuelto” de vuestra relación…

Pero, si tu conclusión inicial fue acertada y pudiste “diagnosticar” a tu ex como psicópata de libro, lo que está ocurriendo es que se encuentra en un periodo “valle” (como las horas menos caras de la factura de la luz).

Puede que esté ocupada en otras guerras personales con algún familiar, compañeros de trabajo, su jefa, o algún cajero del súper que le dio mal el cambio.

También puede que esté “dándote carrete”, para evitar que te alejes mucho y poder sacudirte cuando tenga la ocasión.

Tú, que has convivido con ella, la conoces mejor que nadie.

Sabes cómo se comporta.

Ya llegaste a la conclusión de que su personalidad la había mostrado siempre, desde que descubriste que no había forma de reconciliación.

Aunque, después de varios años, te parezca que las cosas marchan mejor que nunca entre vosotros, llega el día en que se confirma el peor de tus miedos.

Esto sigue igual.

Nada ha cambiado.

Te coge desprevenido.

Te envía un mensaje aparentemente inocente.

Respondes con naturalidad y…

te das cuenta que acabas de prender la mecha.

Te darás cuenta porque,

si intentas disculparte, si intentas argumentar que no hay motivo para discutir de nuevo,

te acribillará a mensajes para intentar justificar su ira contra ti.

Tendrá la necesidad de justificar que el motivo para discutir es obvio y que no debiste decirle si podía devolverte a tu hijo con un pantalón azul en lugar de rojo (por poner un ejemplo cotidiano).

Y es que… no lo olvides:

Un psicópata es como un bosque de pinos.

Cuanto más veranos pasen sin arder, más probabilidades existen de que prenda el próximo verano.

Cuanto más tiempo lleva el bosque sin arder, más combustible se está acumulando para el día que salte la chispa.

Recuerda:

  • respira hondo,
  • cuenta hasta diez,
  • mentalízate de que esto es de por vida,
  • e intenta ver el lado positivo:

Ya no tienes que convivir con esta persona y, mientras estés tú, serás un escudo para proteger a tu hijo hasta que sea mayor de edad.


Comparte en RR.SS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *