Categorías
Blog Situaciones

Fin de los Juzgados de Violencia de Género

Comparte en RR.SS.

Parece que el partido que trajo a este país la inconstitucional “Ley de Violencia de Género”, ahora corrige su metedura de pata con la “Ley Trans”.

Bueno, dejando a un lado el sarcasmo, la realidad es que aquellos papás que tengáis abogados con los mismos escrúpulos que aquellos que son capaces de utilizar las falsas denuncias para conseguir la custodia exclusiva para las madres que les contratan, podrán presentar a sus clientes como “mamás”.

Es decir, cuando un padre acuda a un juzgado de violencia de género, por una falsa denuncia contra la madre de los hijos que tienen en común, sólo tendrá que declararse “mujer”.

De este modo, tendrán que trasladar el caso a otro juzgado, el que corresponda, pero nunca el de violencia de género (que sólo atiende casos de agresiones de hombres hacia mujeres).

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ya ha anunciado que se aprobará el anteproyecto de ley en el Consejo de Ministros del martes 29 de junio.

Es decir, mañana mismo.

Esto pasa cuando se redacta una ley con un marcado sesgo ideológico.

Cuando lo que prima es favorecer a una parte concreta de la población, a sabiendas de su inconstitucionalidad…

Cuando se busca el populismo barato sin medir las consecuencias que pueden venir detrás de esta “chapuza”…

Pero, es evidente, que a nuestros políticos no parece importarles nada de esto.

El objetivo no es otro que mantener sus cuotas de votantes.

El problema es que, algunos de estos políticos son tan cortos de miras (quizás no), que no se dan cuenta que, mientras le dan un “regalo” a un colectivo que les vota, están “castigando” a otro colectivo que también les vota.

Supongo que han medido cuál de los dos colectivos es más numerosos.

Quién sabe…

Quizá ni se hayan molestado en hacer números.

Cuando hablo de colectivo castigado, me refiero al de la feministas.

Feministas y, sobre todo las feminazis (que son las más interesadas en el sectarismo que crece en nuestra sociedad, gracias a sus presiones políticas).

Y es que, tiene que ser desolador ver cómo todo lo que consiguió el “feminismo actual” a base de gritos, tetas y subvenciones de gobiernos y organizaciones dirigidas por hombres, blancos, heterosexuales, se pone en manos de cualquier “señor” que decida decir que se siente mujer.

Por suerte, lo que consiguieron las feministas desde Guillermine de Bohemia a Simone Beauvoir está a salvo.

También  los logros más destacados de las feminazis actuales, como el lenguaje inclusivo, los semáforos inclusivos y un largo etcétera de “inclusivos”, están a salvo.

Aunque otros “inclusivos” no lo están. Como:

Los futuros carriles bici inclusivos, gimnasios inclusivos, salas de espera inclusivas.

Vamos, los “inclusivos” exclusivos para mujeres, ahora serán inclusivos de verdad.

¡Vaya paradoja!

Pero, lo que aquí nos atañe, la indefensión ante las falsas denuncias, ya está solucionado con esta nueva ley.

Aunque, hecha la ley… se podría hacer la trampa, para retorcer más la desastrosa ley de violencia de género.

Pero, no quiero ser yo quien dé las ideas.

Y es que se me ocurren infinidad de maneras de resolver ese obstáculo.

Y, si crees que esta ley dejará indefensas a algunas mujeres que sean víctimas de violencia de género…

En algunos casos, por desgracia, va a ser así.

Hay que entender que, en lo que más acertados están los estudios actuales es que la mayoría de casos de violencia de género no son denunciados.

¿Quién va a denunciar a su potencial verdugo, cuando tiene que seguir lidiando con él poco después de interponer la denuncia?

Casi nadie.

Y, cuando una mujer tiene el valor de hacerlo, suele tener el mismo valor para recabar cualquier prueba, indicio, testimonio… que hace que un juzgado de lo penal pueda condenar a ese asqueroso.

Quizá deberían plantearse si las penas por delitos de agresiones y amenazas de muerte continuadas en el seno de la pareja deberían ser más severas.

Así es que, ya saben:

Si quieres sentir lo que es tener una ventaja ante la ley por el único hecho de ser mujer…

El Gobierno ha pensado en ti.


Comparte en RR.SS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *