Categorías
Conceptos

Gastos extraordinarios y custodia compartida

Cuando te separas y empiezas a tener contacto con ciertos términos relacionados con la custodia de tu hijo, es muy común confundir alguno de ellos.

Uno de estos es “Gastos Extraordinarios”.

En realidad, lo más común es pensar que las actividades extraescolares son gastos extraordinarios.

Quizá por el hecho de que ambos términos tienen en común el prefijo “extra”.

Pues bien, los gastos extraordinarios, son aquellos imprescindibles para la crianza y la educación de nuestros hijos, pero que no pueden ser cuantificados con antelación, por surgir de manera imprevista.

Dentro de estos gastos están:

  • los gastos extraordinarios de carácter médico.

Tú no puedes saber, a la hora de separarte, si tu bebé va a necesitar una ortodoncia cuando cumpla 12 años.

  • y los gastos extraordinarios de carácter educativo.

Nadie puede decirte hoy si tu hijo va a necesitar un profesor de apoyo en matemáticas, si cuando todavía está en la guardería.

Todos los demás gastos estarán considerados “gastos ordinarios”.

Los gastos ordinarios, a su vez, pueden ser:

  • usuales (que serán incluidos en la pensión de alimentos).
  • y, no usuales, o voluntarios (que se pagarán al 50%, siempre que se llegue a un acuerdo entre los progenitores).

Para evitar dudas y, sobre todo, para evitar futuros conflictos y gastos innecesarios de tiempo y dinero, las sentencias incluyen una reseña a lo que se consideran gastos ordinarios no usuales.

De esta manera, nos aseguramos que se abone la cuantía conjunta del gasto, cuando llegue el momento.

Si los progenitores no llegasen a un acuerdo en los gastos no usuales (voluntarios), puede dejarse por escrito, en la sentencia, que cualquiera de los progenitores podrá hacer este tipo de gastos, si así lo desease, satisfaciendo el 100% del importe.

Un ejemplo sería que tú quisieras que tu hijo recibiera clases de esgrima y a su madre no le pareciera bien.

Le apuntas a clases de esgrima y pagas tú el 100% de la matrícula, mensualidades, equipación y demás.

Por último:

  • Los gastos extraordinarios se pagan al 50%, por cada progenitor, independientemente del tipo de custodia que tengas.
  • Deben estar consensuados por ambos progenitores.
  • Podrán realizarse sin ser consultado con el otro progenitor, en caso de extrema necesidad.
  • Pueden ser realizados sin consenso, vía judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *