Categorías
FAQ Situaciones

Mi ex no me da la ropa de mi hijo

Esto es algo que muchos padres separados desconocen y que tiene una sencilla y contundente explicación.

Pero la resolución no es tan brillante, cuando tu ex es una tozuda rencorosa o una retorcida “negacionista” (ahora que está tan de moda esta palabra).

El art. 142 del código civil dice que:

“Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica”.

Si la custodia de tu hijo la tiene tu ex, seguramente le estás pasando una pensión de alimentos.

Con lo cual estás cubriendo con ella, entre otras cosas, el “vestido” de tu hijo.

Tú estás pagando la ropa que tu hijo necesita para su día a día.

Otra cosa es que tu ex le quiera comprar al niño un traje de Carolina Herrera, para la boda de su tía. Eso lo pagaría ella, porque no creo que tu pensión de alimentos diese para tanto.

Así es que, cada vez que tengas que recoger a tu hijo para disfrutar el fin de semana con él, tu ex deberá entregarte ropa y calzado adecuados para el tiempo que pasará contigo.

Lo mismo ocurrirá cuando disfrutes de tu pequeño 15 días de vacaciones en verano.

En este caso, deberá darte una maletita, o una bolsa de basura (si le gusta humillarte por que sí), con toda la ropa y calzado imprescindibles para pasar 15 días de vacaciones con tu hijo.

La teoría es muy bonita.

Pero, qué pasa si tu ex se niega a colaborar y te dice que le compres tú la ropa que lleva el niño cuando está contigo, que bastante poco le pasas de pensión para que vengas exigiendo.

No conozco a una madre con custodia exclusiva que no diga que su ex le pasa una mierda de pensión de alimentos.

Lo  que tienes que hacer en este caso, si tu ex no te da la ropa cuando recoges a tu hijo (no si te dice que le pasas una mierda de pensión de alimentos), es acudir al juzgado y poner una demanda de ejecución de sentencia.

Lo que no tienes que hacer es comprar la ropa de tu hijo y reclamar el gasto a la madre en la demanda de ejecución.

Es evidente que, si no te da la ropa, algo tendrás que poner a tu peque cuando esté contigo.

Pero, poniendo esa demanda, hará que la próxima vez se piense las cosas antes de actuar de esa manera.

Con un poco de suerte, su abogado le advertirá de las consecuencias de incumplir reiteradamente la sentencia.

Y, ten en cuenta que cada juzgado y cada juez es un mundo.

Como decía mi primera abogada: “en derecho no siempre dos y dos son cuatro”.

Pero, el artículo 142, como cualquier otro, no lo va a cambiar ningún juez.

Categorías
FAQ Situaciones

¿Puedo tener el vídeo de mi juicio?

¿Cuántas veces has escuchado que preguntando se llega a Roma?

A lo mejor eres de los que les gustaría tener “un recuerdo” de tu paso por los juzgados.

Quizá te hayas preguntado alguna vez si esto es posible.

Yo lo he pedido alguna vez y no he tenido problemas en que me lo facilitaran.

Pero… (siempre hay un “pero”) según a quien preguntes, puedes tardar más o menos en llegar a Roma.

Cuando pregunté a este funcionario, me dijo que eso era inviable.

Nooo. No me dijo que no pudiera llegar a Roma.

Me dijo que no me darían la grabación del juicio.

Incluso, al decirle al funcionario que me atendió al teléfono, que en otras ocasiones me habían dado la grabaciones de otros juicios, la respuesta fue un “NO”.

Algunos parece que disfrutan dándote un “no” por respuesta.

Quizá le había interrumpido una charla muy amena que estaba manteniendo con el compañero de al lado.

¿Quién sabe?

La cosa es que si tienes que quedarte con la primera respuesta que te dan, lo llevas claro.

 

El artículo 147 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) ,así lo contempla.

Y, por si fuera poco, se vuelve a mencionar en el art. 187 LEC.

“Las actuaciones orales en vistas, audiencias y comparecencias celebradas ante los jueces o magistrados o, en su caso, ante los letrados de la Administración de Justicia, se registrarán en soporte apto para la grabación y reproducción del sonido y la imagen y no podrán transcribirse.”

“Las partes podrán pedir, a su costa, copia de las grabaciones originales.”

Ahora, ya sabes llegar a Roma, por el camino más corto.

Categorías
FAQ Situaciones

Actividades extra escolares con la custodia compartida (o sin ella)

Si eres de los que no tienes una relación con tu expareja de lo más fluida (vamos, que os lleváis como el perro y el gato), tarde o temprano te tendrás que enfrentar a esta situación (si no estás ya metido en ella).

La madre de tu hijo se empeña en llevar al niño a una actividad extraescolar y a ti no te parece bien.

Podría ocurrir al contrario. Pero, no suele ser así.

Mi web está pensada para ayudar al progenitor que no tiene la custodia (en el 75% de los casos, el padre).

Los padres que quieren la custodia compartida y no la tienen no suelen llevarse bien con el otro progenitor.

Esto hace que cada toma de decisión, en las que se necesite consenso, se convierta en un auténtico infierno.

La madre piensa que, al tener la custodia del menor, puede hacer lo que le venga en gana con cualquier aspecto de la vida del niño.

El padre piensa que, ya que ese es uno de los temas en la vida de su hijo, en el que puede tomar decisiones, ¿por qué va a ser lo que diga la madre?

Y así es como tenemos los ingredientes necesarios para el no entendimiento.

¿Puedo negarme a inscribir a mi hijo en actividades extraescolares?

Como diría un gallego (bromas a parte)… depende.

En general, sí.

Puedes negarte.

Las actividades extraescolares,  campamentos, cursos de verano, son considerados como gastos ordinarios “no usuales”.

Esto quiere decir que no están incluidos en la pensión de alimentos, pero tampoco son gastos extraordinarios (en los que podrían obligarte a aceptar, por vía judicial, dado su carácter de “imprescindibles”).

Por lo tanto, puedes negarte.

Pero… siempre hay un pero.

Si la madre de tu hijo quiere inscribirle, a menos que esto constituya un perjuicio para el menor, podrá hacerlo siempre que:

  • no afecte a tu régimen de visitas.
  • y que sea ella quien corra con el 100% de los gastos.

Si lo que quieres saber es si puedes negarte a que tu hijo practique una actividad extraescolar concreta, la respuesta es sí.

Pero tendrás que “pelearlo” en un juzgado, y demostrar que esa actividad va en contra de la salud de tu hijo, su rendimiento escolar, el tiempo de visitas contigo, o cualquier otra cuestión que el juez considere razonable.

¿Puedo negarme al pago de las actividades extraescolares de mi hijo?

Sí.

Como te dije en el punto anterior, las actividades extraescolares, campamentos, cursos de verano, viajes al extranjero, son considerados como gastos ordinarios “no usuales”.

Es indiferente, desde el punto de vista práctico, si tienes o no la custodia compartida.

Normalmente, las actividades extraescolares se mencionan en la sentencia, para aclarar que el pago de éstas se efectuará al 50%, por cada progenitor.

Además de eso, se mencionaría que la decisión de inscribir al menor en dichas actividades debe estar consensuada por ambos progenitores.

Por lo tanto,

En caso de negarte a que el niño realice esa actividad, la madre tendría que correr con el 100% del gasto.

Como norma general, los jueces consideran que las actividades que realice el menor, mientras esté con cada uno de los progenitores, correrán por cuenta del progenitor con el que se encuentre.

Si tú le quieres llevar a nadar a tu hijo, cuando esté contigo y su madre le quiere llevar a judo, cuando esté con ella, cada cual pagará los gastos de la actividad extraescolar que con cada cual realiza el menor.

Antes de nada, será mejor que te informes de:
  • si el niño está de acuerdo con tomar esa actividad.

Normalmente, la madre ya habrá convencido al niño de lo guay que va a ser tomar esas clases de danza, de fútbol, o de dibujo artístico, antes de decirte que quiere apuntarlo.

  • si la asistencia a esas actividades va a afectar a tu régimen de visitas.

Puede que coincida con la única hora y media que tú tenías para disfrutar de tu hijo y prefieras estar con él, que dejarlo con el profesor de tenis.

  • quién va a encargarse de llevarlo a las actividades.

A lo mejor coincide con otras actividades que tú hacías con tu hijo en ese horario y no quieres renunciar a seguir haciéndolas.

  • cuál será el costo de las actividades.

Al separarte, además de quedarte sin ver a tu hijo como lo hacías antes, habrás tenido que salir del domicilio familiar, alquilarte una nueva vivienda, pagar una pensión de alimentos… Lo que para la madre no es un gasto muy grande, puede que lo sea para ti.

No confundas las actividades extraescolares con los gastos extraordinarios.

Estos últimos siempre serán abonados al 50% por ambos progenitores.

Además, en caso de negarte a ello, podrán serte reclamados vía judicial.

Nada mejor que poder llegar siempre a un consenso con la madre y evitar estos quebraderos de cabeza.

¡Lo sé!

Cuando no se puede… no se puede.

Categorías
FAQ Situaciones

¿Puedo pedir la custodia compartida para un bebé?

Una pregunta que se hacen muchos papás con hijos de muy corta edad es: ¿puedo pedir una custodia compartida?

La verdad es que, no hay edad mínima para pedir la custodia compartida de un hijo.

Pero, he de decirte que, dado los cuidados que requiere una criatura de apenas unos meses de vida, es difícil que puedan concederte la custodia compartida, si este es tu caso.

No obstante, no está todo perdido.

Entre otras cosas porque, debido a la lentitud de este tipo de procesos judiciales, desde que decidas meter la demanda, hasta que se celebre el contencioso que te dé una sentencia firme, échale 8 meses.

Más adelante escribiré un post sobre el tiempo estimado de un proceso completo para conseguir una custodia compartida.

Es muy complicado que un fiscal recomiende una custodia compartida cuando el menor es lactante. Teniendo en cuenta que, hay bebés que siguen tomando leche materna hasta pasado el año…

Si estás decidido a empezar a luchar por la custodia compartida, no pierdas un minuto.

Esto no significa que metas la demanda mañana mismo.

Lo que te recomiendo es que empieces, en este mismo momento, a preparar el terreno para un proceso largo, duro y muy complejo.

Esto es una carrera de fondo.

Yo he pasado por esto. Me llevó 5 años conseguir la custodia compartida de mi hijo.

Todo habría sido más rápido, si hubiera tenido la experiencia que ahora tengo.

Por eso, empecé a asesorar a padres que, como yo, no tenían la más remota idea de por dónde empezar.

Si quieres luchar por tu hijo y no quieres ir a ciegas, puedes contactar conmigo y te informaré de los distintos de programas de asesoramiento con los que cuento, según sea tu caso.

Categorías
FAQ Situaciones

No me dejan ver a mi hijo

Mi expareja no me deja ver a mi hijo

Por desgracia, no eres el primero, ni el último, que se encuentra en esta desagradable situación.

Debes tener claro que, mientras una sentencia no diga lo contrario, es un derecho, tanto del progenitor, como de sus hijos, a relacionarse entre ellos.

Un hijo está obligado, hasta su emancipación, a mantener esa relación.

Según el artículo 94 del Código Civil el padre tiene derecho a relacionarse con su
hijo menor y éste tiene derecho, pero también la obligación, de relacionarse con su padre.

Es evidente que ninguno de los progenitores podrá obligar a su hijo a no tener contacto con el otro progenitor.

Pero, contra un incumplimiento reiterado de una sentencia, sólo queda acudir al juzgado.

Lo primero que tendrás que hacer es poner una demanda de ejecución de sentencia a tu ex.

De esta manera, será un juez el que le obligará a que cumpla el régimen de visitas que fuese impuesto en sentencia.

Dado que, es probable que tu ex siga negándose a que veas a tu hijo y alegue en el juicio que es el menor el que no quiere verte, es muy conveniente tener un buen abogado especializado en familia.

Es un proceso que puede ser más o menos lento.

Pero, no pierdas la cabeza.

No se te ocurra intentar forzar a la madre con amenazas, o malas formas.

Por desgracia, este es uno de los asuntos, cuando hay una separación en la que las relaciones entre progenitores son conflictivas, que tienen más difícil solución.

Fundamentalmente, porque las consecuencias por el incumplimiento, cuando quien incumple es la madre, son mínimas.

No obstante, podrías conseguir que se cumpliese el régimen de visitas, si tienes suerte con el juez y el fiscal que lleven la demanda.

Para que no pierdas la esperanza, existen resoluciones como la de La Audiencia Provincial de La Coruña, en su sentencia de 12/2019 del 14 de enero, donde determina que

“no puede pretenderse que sean los tribunales, sin causa que lo justifique quienes acuerden que sea un hijo menor quien decida si le apetece o no estar con su padre”.

Categorías
Situaciones

No me deja sacar copia del Libro de Familia

Si has llegado hasta aquí, es porque las relaciones con tu ex no son las mejores del mundo.

¿Me equivoco?

Pues bien. Aunque, legalmente tengas todo el derecho del mundo a sacar un duplicado del Libro de Familia, si tu ex, que será quien lo tenga (porque es una de las cosas que va en el pack de la custodia exclusiva), no quiere dejártelo, para que vayas al Registro Civil a pedir un duplicado, tendrás que recurrir a un juzgado.

Puede que leas por internet que ya no es necesario el Libro de Familia (para viajar, por ejemplo), porque según decía el B.O.E. Nº-167 con fecha 14/07/2015, Disposición III, el Libro de Familia desaparece.

Esto era un anteproyecto de Ley, que presentó el PP, para que desapareciera este librito, y fuera sustituido por un certificado digital que pudiéramos obtener desde nuestro ordenador. Pero, parece que la oposición (que para eso está, para oponerse) votó en contra.

Quizá para la próxima, progresemos en esto.

Sea como fuere, las aerolíneas nunca han dejado de exigirlo, a falta del D.N.I. Por eso, ponte a discutir esto con el personal de la compañía aérea de turno, cuando quieras volver de Italia, porque no te lo exigieron cuando fuiste, pero a la vuelta se ponen pesados… Y, esto lo he visto yo en el aeropuerto Leonardo da Vinci de Fiumicino.

La manera de proceder es la siguiente:

  • Le pides a tu ex el Libro de Familia (como siempre, por escrito).
  • Se lo vuelves a pedir 15 días más tarde.
  • Pasado un mes, se lo vuelves a pedir (Lo sé. Es un proceso lento y tedioso).
  • Te descargas de internet un documento tipo para presentar una Jurisdicción Voluntaria en el Juzgado y lo rellenas, aportando las pruebas escritas de habérselo pedido en 4 ocasiones sin respuesta positiva (por parte de la mamá de tu hijo).

Y, a esperar a que os llegue la notificación del juzgado para “llamar a capítulo a tu ex”.

Probablemente no tengas que ir al juzgado, porque la “rebelde” te lo enviará por correo certificado en cuestión de días.

Fin de la historia.

Lo mejor, para evitar volver a pasar por algo parecido a esto es sacarle a tu hijo el D.N.I.

Pero, eso da para otro artículo.

Categorías
Situaciones

Uno de los grandes problemas con los gabinetes psico-sociales

Si has pasado por el gabinete psico-social, o has oído hablar de este a cualquier amigo que haya pasado por ellos, sabrás de los graves problemas que tienen.

Uno de los principales problemas de estos gabinetes es la tardanza de actuación.

Lo primero que dirá un fiscal a tu abogado en una vista de medidas provisionales por un procedimiento de familia será que sin un informe psico-social no va a plantearse recomendar una custodia compartida.

Por si no lo sabes, el motivo por el que no se puede celebrar un juicio de familia sin fiscal es porque éste es el que velará por los intereses de ese menor.

Lo que encontrarás en todas las demandas de familia y en el código civil: “por el bien superior del menor”.

Si tenemos en cuenta que cada año hay unos 95.000 divorcios o separaciones en España, imagina cuántos psicólogos y asistentes sociales necesitamos para dar servicio a todas estas parejas y hacerlo en un tiempo prudente.

En mi caso tuve suerte y fue rapidito. Dos meses para la cita y tres para recibir el informe. Casi medio año.

Sé de padres que tuvieron el juicio para medidas provisionales antes que yo y, un año después de que me otorgaran las custodia compartida, siguen esperando la cita con el equipo psico-social.

Mi suerte se debió simplemente a que mi juicio se celebraba en una población pequeña, con menos procedimientos que en la capital.

El otro gran problema es que no haya unas pautas concretas, o una reglamentación a la hora del modo en que hacen sus informes.

Sí existen unas “recomendaciones” que, como todo en este país, depende de cada comunidad. Incluso, en la misma comunidad, las pruebas serán distintas según el gabinete que las realice.

En mi caso, yo tuve que acudir en dos ocasiones, la manera en que se levaron las pruebas fue diferente.

Eso sí. Los resultados fueron los mismos. Ninguno recomendó la custodia compartida.

Y, cómo se puede conseguir la custodia compartida con un psico-social en contra.

Categorías
FAQ Situaciones

¿Tienes la sensación de no ser más que un número para tu abogado?

Cuando contratas un abogado, para  que te represente en esta batalla de la lucha por la Custodia Compartida (probablemente sea la primera vez que acudes a este tipo de profesionales), piensas que éste será “TU abogado”.

Me refiero a que crees que puedes decir  como estos cursis que salen en la tele: ¡Tendrás que vértelas con mi abogado!

Pero, enseguida descubres que el abogado al que pagas, no es tuyo.

El primer día, parece que todo lo tienes ganado con él.

El segundo día, te responde al teléfono y te resuelve alguna duda.

Pero, según pasa la semana, empiezas a tener la sensación de que este señor, o señora (te darás cuenta que este es un ramo donde el número de profesionales femeninos supera con creces al número de hombres), está pasando un poco de tus llamadas o tus emails.

Ahí es cuando llega un choque con la realidad.

Es el abogado de tropecientos clientes como tú. Eres uno más. Un número.

Parece que le molesta que le pidas cita para comentarle cualquier problema que te haya surgido con la madre de tu hijo.

La realidad es que el abogado es un profesional. Y, como tal, hace su trabajo, en un horario más o menos amplio, se presenta a los juicios que tenga que ir el día que le toca, y se prepara el próximo juicio que tiene en su calendario.

Entonces, ¿dónde está lo tuyo?

Como recriminaba aquel escritor en su entrevista con Mercedes Milá: ¿Cuándo hablamos de mi libro?

Y es que parece que los abogados trabajan como el estudiante que sólo estudia el día antes del examen.

Es evidente que no se va a ir a la cama con tu caso en la cabeza.

Tiene que desconectar de su trabajo cuando llega a casa. A lo sumo, estará dándole vueltas al juicio que tiene en unos días.

Sin embargo tú, estás que no duermes. Vas por ahí como pollo sin cabeza.

¿Cómo irá lo mío? Mi abogado no me ha llamado en una semana.

¿Se habrá olvidado de mí?

¿A caso no le estoy pagando para que haga todo que haga falta para sacar esto adelante?

Son abogados. No son tus amigos, tus consejeros, ni tus psicólogos.

El mayor problema de muchos abogados (como de muchos jueces), es que no creen en la custodia compartida.

Por lo tanto, cómo te puede defender alguien que no cree en ti.

Lo primero que tienes que conseguir de tu abogado es que crea en que la custodia compartida es lo mejor para tu hijo.

Entiendo que, igual que me pasó a mí en su día, no sabrás por dónde empezar.

Para eso he creado esta web. Para informar, apoyarnos y compartir opiniones con personas que están luchando por compartir con sus hijos todo el tiempo posible.

Categorías
FAQ Situaciones

Me acabo de separar y estoy perdido

Si has llegado a esta página, es que estás algo perdido en esto de ser un padre separado y sin custodia de tu hijo.

No te desesperes. No eres el primero, ni el último. Pero, ahora tienes un lugar donde salir de esas dudas que te están quitando el sueño estos días.