Padre separado busca... Custodia Compartida

Cada semana envío una carta a mis suscriptores, con el fin de evitar que cometan los mismos errores que yo cometí hasta llegar a conseguir la custodia compartida.

En las cartas te daré consejos que te servirán para ahorrarte muchas horas consultando internet y años esperando la custodia compartida.

Si te parece interesante, puedes suscribirte rellenando el siguiente formulario:

* campo obligatorio


Recibirás un mail semanal, en el que te daré información que te puede ser muy útil si te estás separando y buscas la custodia compartida.
Si empiezas a recibir los mails y consideras que no te son de utilidad, te das de baja y no pasa nada.

Utilizo Mailchimp como plataforma de marketing. Haciendo clic en Enviar, entiendes que la información se enviará a Mailchimp para ser procesada. Aprende más sobre la Política de Privacidad de Mailchimp aquí.

Si aún no estás convencido de que la suscripción a mi newsletter pueda ayudarte, sigue bajando:

Te acabas de separar y no tienes libro de instrucciones

De la misma manera que te ocurrió cuando te dieron la noticia de que ibas a ser papá por primera vez, el día que decidiste separarte de la madre de tu hijo, alguien olvidó dejarte el libro de instrucciones.

Cierto es que no existe un libro de instrucciones para ninguna de esas dos cosas. Pero, no estaría mal tenerlo.

Por eso, a través de mi experiencia, y la de otros muchos padres separados, he considerado recopilar todos esos pasos que tuvimos que ir dando desde el momento de la ruptura, separación, desamor, o como quieras llamarlo, hasta conseguir la custodia compartida.

Siendo suscriptor podrás descubrir los pasos que tienes que dar para comenzar a recuperar tu vida y mantener a tu hijo a tu lado.

Empieza hoy a luchar por la Custodia Compartida

¿Sabías que en 2018 hubo en España 95.254 divorcios?

Antes de separarte, ya habías oído hablar sobre la custodia compartida.

Aunque existe en España desde hace ya unos añitos, ha sido desde 2010 cuando ha venido implantándose con más fuerza esta fórmula de reparto de los cuidados de los hijos menores.

Según el INE, en 2018 se otorgaron un 33,8% de custodias compartidas, frente al 10.5% que se venían otorgando en 2010.

Los motivos para este aumento pueden ser varios.

Sobre todo, la incorporación del régimen de custodia compartida como “preferente” en algunas comunidades.

Aunque la cifra parece alentadora, como suele ocurrir con las estadísticas, es bastante engañosa.

Por desgracia, cuando hablamos de contenciosos, la cifra de custodias compartidas no es tan halagüeña.

Cuando te separas, acudes a internet a investigar sobre la custodia compartida, la parte legal, lo que piensa la sociedad, lo que deberías hacer en tu situación y mil cosas más con las que tendrás que enfrentarte.

Internet pone a tus pies un mundo de información (y de desinformación).

Podrás pasarte días, meses o incluso años (como fue mi caso), recabando artículos, sentencias, legislación vigente… lo que sea para recuperar el contacto con tus hijos.

Si no quieres pasarte los cinco años que pasé yo perdiendo pelo, y ganando canas mis cartas semanales podrían ayudarte a recopilar toda la información que necesitas.

Quiero cuidar de mi hijo, pero mi ex no me deja

Hasta el momento de la separación, tu hijo recibía sus cuidados de ambos progenitores.

Teníais las tareas repartidas.

No había ningún contrato escrito pero, es evidente que existía un contrato verbal.

O, como mínimo, un contrato que se había ido “redactando” en vuestras cabezas pensantes según pasaba el tiempo, incluso antes del nacimiento del bebé.

Puede que, mientras uno se involucraba más en las tareas diarias de sus cuidados, el otro se involucrara más en el tema económico.

Quizás, tú te ocupabas de salir a la compra o de limpiar la casa, y tu ex era quien le daba el pecho al niño o le llevaba al médico cuando le tocaba la revisión.

El caso es que cuando llega el momento de la separación, tu ex te dice que no le da la gana que saques al niño de paseo, que se lo lleves a tu madre, o que te ocupes de cualquier tarea que anteriormente realizabas siempre tú y que a ella nunca le pareció mal.

Tengo que darte una primicia: Ni eres el primero, ni el único, que pasa por esto.

Necesitas toda la información posible para empezar a dar la vuelta a la situación en la que estás.

¿Te sientes un número para tu abogado?

Siempre pensaste que contratar un abogado era pasarle tus problemas a un profesional y olvidarte de todo.

Cuando yo me separé, contraté a un abogado que trabaja ocho horas al día y tenía otros clientes que, al igual que yo, pretendían que éste estuviera a su servicio durante toda su jornada laboral.

¡ Qué daño ha hecho la televisión privada!

Cuando un tertuliano habla de “su abogado”, parece que habla de algo de su propiedad, que no puede ser de nadie más.

No hay que ser muy listo para  percatarse de que mi abogado no se iba a la cama pensando en el juicio que yo iba a tener ni se sabía cuándo.

Serás uno más de los que se sientan ignorados por su abogado. Si no lo has sentido ya.

De los que tienen la sensación de que si no están empujando a su abogado no va a moverse de su despacho para solucionarte nada.

¿Cuántas noches vas a pasarte sin dormir porque tu abogado no respondió tu email, whatsapp, o llamada de teléfono?

Podrías pasarte años sin dormir, por la incertidumbre de qué hacer en tal o cual situación.

Si no estás bien asesorado, te van a quitar el sueño situaciones que no son nada relevantes.

Si te suscribes a mi newsletter, descubrirás la información necesaria para ir recuperando esas hora de sueño y poder sacar a tu abogado y a tu ex (como si de Freddy Krueger se tratara) de tus pesadillas nocturnas.

Además, te enviaré una guía de  Los Puntos que evalúan los jueces para poder otorgar la Custodia Compartida.

* campo obligatorio


Recibirás un mail semanal, en el que te daré información que te puede ser muy útil si te estás separando y buscas la custodia compartida.
Si empiezas a recibir los mails y consideras que no te son de utilidad, te das de baja y no pasa nada.

Utilizo Mailchimp como plataforma de marketing. Haciendo clic en Enviar, entiendes que la información se enviará a Mailchimp para ser procesada. Aprende más sobre la Política de Privacidad de Mailchimp aquí.

Si todavía no estás seguro de que lo que ofrezco en mi suscripción gratuita pueda serte útil, puedes seguir leyendo más sobre la custodia compartida en mi blog